vinotecas-corchoVinotecas pequeñas son aquellas cuya capacidad oscila entre cuatro y cincuenta botellas. Estas vinotecas funcionan en su mayor parte con el sistema de termoelectricidad, si bien recomendamos el uso de aquellas que funcionan con compresor, pues son más fiables a la hora de mantener la temperatura, especialmente en verano.

Ahora bien, si optamos por una vinoteca con compresor, hemos de asegurarnos de que tenga un bajo nivel sonoro y un excelente sistema antivibración  pues, dadas las reducidas dimensiones de las vinotecas pequeñas, las vibraciones del compresor se transmiten con facilidad a las botellas y pueden impedir la evolución natural del vino, llegando a afectar seriamente a su sabor y aroma.

El uso de las vinotecas pequeñas empezó a imponerse en Los Ángeles, Estados Unidos, en la década de los 90, extendiéndose posteriormente al resto del mundo, especialmente a aquellos países en los que la cultura del vino estaba más implantada, entre ellos el nuestro.

El lugar que principalmente suele reservarse a las vinotecas pequeñas es la cocina, siendo los despachos y las salas de estar los lugares preferidos en segundo lugar por los usuarios de este tipo de vinotecas. Estos usuarios suelen ser de clase media, disponen de una pequeña selección de vinos y gustan de disfrutar de un buen vino en los momentos de celebración o de relax.

En nuestro catálogo de vinotecas Caveduke encontrará una cuidada selección de vinotecas pequeñas que reúnen las características óptimas necesarias para la conservación de sus vinos y que éstos evolucionen en botella adecuadamente, ya que sin apenas vibraciones mantienen la temperatura estable todo el año, independientemente de la temperatura exterior, especialmente en verano.